LLAMADO A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL PARA IMPLEMENTAR R2P

Representantes de las Naciones Unidas, estadistas, fiscales, representantes de ONG y figuras locales se reunieron durante el evento paralelo de la Conferencia de Seguridad de Múnich “Neglect 2 Protect: R2P Revisited”, que se llevó a cabo el 15 de febrero, con el auspicio de la Iniciativa Humanitaria Aurora. Conducido por el presentador internacional, Ali Aslan, el evento sirvió como plataforma para debatir sobre cómo implementar el principio de responsabilidad de proteger (R2P) para prevenir y reaccionar ante genocidios, limpiezas étnicas, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, los expertos declararon que los impedimentos para implementar la protección deben ser superados. Luego de que el embajador Wolfgang Ischinger declarara durante los Diálogos Aurora Berlín 2018 que las diferentes partes también son culpables cuando tienen la posibilidad hacer algo y no lo hacen, este tema fue debatido en más detalle durante la Conferencia.

En 2005, al comprometerse con el principio de Responsabilidad para Proteger (R2P), los Estados Miembro de la ONU se declararon responsables de proteger a su propia población de los genocidios, los crímenes de guerra, las limpiezas étnicas y los crímenes de lesa humanidad. Al mismo tiempo, la comunidad internacional tiene la responsabilidad de reaccionar, proteger y reconstruir cuando un estado es incapaz de proteger a su población.

Los participantes del evento confirmaron la validez de R2P, pero admitieron que existe una brecha entre la afirmación retórica y la práctica real. Hubo consenso en cuanto a que la R2P debe ser puesta en práctica, sin importar el aislamiento de los estados y la división social de la que somos testigos y que la impunidad de aquellos que rompen con el derecho internacional debe terminar.

En este contexto, el Dr. Tom Catena, presidente de la Iniciativa Humanitaria Aurora, dijo: “Ahora más que nunca, es importante que la comunidad internacional no deje solos a los activistas humanitarios en nuestro esfuerzo por alivianar el sufrimiento. El principio de Responsabilidad para Proteger (R2P), no necesariamente significa, ‘más soldados en el terreno’. Ejercer una responsabilidad global también puede significar establecer elementos disuasivos, incluyendo las zonas de exclusión aérea. Como mínimo, los gobiernos opresores deben ser conscientes de que la comunidad internacional está dispuesta a tomar medidas”.  

Entre los oradores del evento estuvieron presentes Fatou Bensouda, fiscal de la Corte Penal Internacional; el Dr. Tom Catena, presidente de la Iniciativa Humanitaria Aurora; Christoph Heusgen, embajador, representante permanente de Alemania ante las Naciones Unidas; Jean-Pierre Lacroix, secretario general adjunto de operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas; David Miliband, presidente y CEO del Comité Internacional de Rescate. Afirmaron que si bien la soberanía de cada estado es un derecho, con mucha frecuencia esto sirve como excusa para que los estados eviten las consecuencias de las irregularidades de sus asuntos internos, y que la soberanía del estado debe ser revocada si ese estado perjudica a su propio pueblo. David Miliband, presidente y CEO del Comité Internacional de Rescate, indicó que estamos en una era de impunidad en lo que respecta a los derechos individuales y lo que presenciamos en la actualidad no es sólo una desviación de R2P, sino un ataque contra ello. En un mundo interdependiente, la soberanía de los estados debe ser calificada.

Christof Heusegen explicó que también existen otras posibilidades para abordar las violaciones a los derechos humanos al señalar y avergonzar a los responsables. Al poner presión y a través de las relaciones públicas en ciertos casos, los objetivos en la protección de los seres humanos pueden ser alcanzados paso a paso. Además, en su opinión, el impacto y la colaboración con organizaciones de la sociedad civil son un activo muy importante.

David Milband también señaló que no habrá una paz duradera si no hay instituciones legítimas y creíbles capaces de compartir el poder político. El mantenimiento de la paz necesita una clara definición y podría ser mucho más fuete y eficiente si el objetivo final fuera claro; de lo contrario, parece no tener fin para las instituciones políticas y no políticas.

Asimismo, los participantes estuvieron de acuerdo en que la justicia internacional es un proyecto internacional y para que tenga éxito, los estados nacionales deben ser responsables ante los organismos existentes que sirven para hacer cumplir el derecho internacional, tales como el Consejo de Seguridad de la ONU y la Corte Penal Internacional (CPI).

Fatou Bensouda, fiscal de la Corte Penal Internacional, explicó que las instituciones existentes son los mejores instrumentos que tenemos para luchar contra la impunidad y dejar de trabajar no es una opción. La labor de la CPI es, simplemente, muy importante. La justicia internacional es un proyecto global y la humanidad toda se verá beneficiada. Además, Bensouda también exigió que nuestro pensamiento sea reorientado. Como no habrá paz sin justicia, el enfoque no debe ser sólo la negociación por la paz, sino, buscar formas en que la paz y la justicia puedan trabajar juntas.

Spanish
Image: 
Subtitle: 
La Iniciativa Humanitaria Aurora reunió a líderes y activistas humanitarios del mundo durante el evento paralelo de la Conferencia de Seguridad de Múnich “Neglect 2 Protect: R2P Revisited”
Display type: 
Big
Weight: 
28 000