Shirin Ebadi

La Dra. Shirin Ebadi es abogada iraní, ex jueza y activista a favor de los derechos humanos. El 10 de octubre de 2003, Ebadi recibió el Premio Nóbel de la Paz por sus esfuerzos significativos y visionarios a favor de la democracia y de los derechos humanos, especialmente los derechos de las mujeres, los niños y los refugiados. Fue la primera iraní en recibir dicha distinción. En 2009, las autoridades iraníes le confiscaron el premio, aunque esto fue luego desmentido por el gobierno de dicho país. De ser cierto, sería la primera persona en la historia del Premio Nóbel a la que las autoridades estatales le confiscan violentamente el premio.  

Ebadi se convirtió en la primera jueza mujer de Irán cuando tenía 23 años. También se convirtió en la primera mujer iraní y la primera mujer musulmana en recibir el Premio Nóbel de la Paz. A pesar de que inicialmente apoyara la revolución iraní, como muchos de sus conciudadanos, Ebadi rápidamente se convirtió en su mayor flagelo. Si bien se la describe como “la peor pesadilla de los clérigos radicales iraníes”, su lucha por los derechos humanos, especialmente los derechos de la mujer, no es en contra de la religión. “Estoy en contra del patriarcado, no del Islam”, dice. 

Rebajada a secretaria de su propio tribunal por el régimen, que consideraba que las mujeres no son aptas para ser juezas, estableció su propio estudio jurídico ad honorem para tratar las injusticias del sistema legal, representando a disidentes políticos y actuando en casos de abuso infantil.

A pesar de haber sido incluida en una lista de personas que el régimen iba a asesinar, su propio cuñado fue asesinado, y de haber soportado reclusión en aislamiento, Ebadi se convirtió en la activista en derechos humanos más emblemática del país. Fundó el centro para defensores de los derechos humanos: Human Rights Defenders Center y colaboró con la fundación de la campaña One Million Signatures Campaign. Esta campaña de apoyo popular reunió un millón de firmas de mujeres en respaldo a la modificación de leyes discriminatorias. La campaña ha sido merecedora de numerosos premios internacionales (como el premio Anna Politkovskaya 2009 de la organización Reach All Women in War), pero sus miembros fueron hostigados y hasta encarcelados.

La Dra. Ebadi vivía en Teherán, pero ha estado en exilio desde 2009 debido a la persecución cada vez más intensa hacia los ciudadanos iraníes que son críticos del régimen actual. En 2004, la Revista Forbes la incluyó en la lista de las “100 mujeres más poderosas del mundo”. Asimismo, su nombre aparece en una lista publicada de las “100 mujeres más influyentes de todos los tiempos”.

 

Spanish
The subtitle for the person: 
Abogada especializada en Derechos Humanos y primera jueza mujer de Irán; Premio Nóbel
Big image: 
Weight: 
80
Image: